abril 13, 2021

“La Vendedora de Frutas” de Olga Costa.

 

Por: Ma. Fernanda Bello García

Soy de la opinión, y estoy convencida de que muchos concordarán, de que una de las cosas más maravillosas en la vida es el antojo. Si, así es. Esa peculiar sensación, esa dulce ansiedad, esa sublime expectación por capturar la realidad de algún alimento a través de nuestro sentido del gusto.

Es por eso que la artista Olga Costa logra emocionarme por completo con su obra de arte.

En su pintura “La Vendedora de Frutas”  podemos localizar una cantidad y variedad impresionante de frutas y verduras. Alimentos que son parte de e ingredientes importantes de la comida típica de la cultura mexicana.

Sus vivos colores, y el hecho de que muchas estén cortadas en rebanadas ante nuestros ojos, provocan que se nos haga agua la boca. Que digo agua, tal vez lluvia… o hasta cascada.

Yo creo que ésta obra carece del uso de simbolismos, porque precisamente pretende presentarnos una escena cotidiana. Una parte de la vida y comunidad que muchos hemos tenido el placer de experimentar: una visita al mercado.

Con ayuda de nuestra facultad estética contemplativa, cada uno de nosotros desempeñando nuestro papel de espectador, nos adentramos en ese instante en el que la vendedora nos ofrece una famosa “pruebita”. Ah y que ganas nos da de meter la mano a la pintura para aceptarla y comerla con todo gusto.

A mi parecer, esta pintura tiene más relevancia de la que parece. De una forma astuta la artista logra reflejar la diversidad y riqueza de la comida de nuestra cultura, así como la importancia de la raza y el mestizaje a través del color de la tez del personaje principal de la pintura.

Esta pintura es uno de los ejemplos que tenemos de como un mensaje complejo puede transmitirse de una manera sencilla.

 

En definitiva obras como esta deben ser apreciadas. Es por eso que te invito a darte una vuelta al museo de arte moderno, donde tú, como yo, podrás encontrar muchas pinturas de todos los tamaños y colores que tocarán tu corazón e invitarán a tu mente a bailar en la más hermosa de las reflexiones.

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario