abril 12, 2021

Les quitan celulares, pagos de alimentos y viajes a la alta burocracia.

 

Carlos Moreno Carreto

Toluca, Méx.-  Los servidores públicos de alto nivel incluido el gobernador secretarios y subsecretarios, ahora tendrán que pagar el servicio de los celulares que utilizan de sus bolsa, así como la gasolina de los automóviles que utilizan, pues a partir de ahora, ninguno de estos trabajadores del gobierno mexiquense tendrán acceso a estas prerrogativas pues derivado del último ajuste presupuestal se cancelan estas partidas, así como la de viáticos y gastos de representación.

 

En otras palabras, los trabajadores del gobierno que encabeza Eruviel Ávila con altos cargos en la burocracia mexiquense no podrán volver a comer en lujosos restaurantes, ni viajar en primera clase u hospedarse en hoteles de cinco estrellas o gran turismo, es más ni siquiera podrán viajar con cargo al erario público.

Lo anterior después de que el secretario de finanzas Erasto Martínez Rojas informó del ajuste al presupuesto  para el ejercicio fiscal 2015, por un total de 2 mil 320 millones de pesos, de los cuales mil 555 corresponden  al sector central y 765 millones de pesos a las entidades públicas del Estado de México. 

El servidor público resaltó que se disminuirá en un 10 por ciento el salario del gobernador, de los secretarios y subsecretarios, esto adicional al decremento de salario del 5 por ciento  llevado a cabo en 2013.

Asimismo informó que se cancelan de manera definitiva las partidas para convenciones, gastos de representación viáticos y viajes, así como la cancelación de la partida destinada al pago de teléfonos celulares, pero se agrega la renovación de equipos radiocomunicación, exceptuando de esta medida protección civil, seguridad pública, auditores e inspectores de obra pública.

 Además de cancelar la entrega de combustible para automóviles de asignación directa, en el rubro de comunicación social  habrá una reducción del 10 por ciento, se reduce en 90 por ciento la reparación de inmuebles, salvo aquellas en las que se pueda poner en riesgo la integridad de los servidores públicos

Se reducirán al máximo los gastos de oficina y manejar una estrategia para reducir en un 20 por ciento el consumo de energía eléctrica.

 Al desglosar  el ajuste al gasto público Martínez Rojas manifestó que en el capítulo mil de gastos personales habrá una reducción de 773 millones de pesos, en el capítulo dos mil referente a materiales y suministros habrá un ahorro de 122 millones de pesos y en el capítulo  3 mil será de 882 millones de pesos y en el capítulo cuatro mil transferencias, asignaciones y subsidios habrá  un ajuste de 222 millones de pesos, en el capítulo 5 mil de bienes muebles e inmuebles el recorte será de 19 millones de pesos y en el capítulo 6 mil de inversión  pública el sector central hará un ajuste de 195 millones de pesos y las entidades públicas  un ajuste de 107 millones de pesos.    

En este ajuste presupuestal no se cancela ni ningún  proyecto de infraestructura, ni se  pone en riesgo la prestación de los servicios públicos, salud, educación, seguridad pública, procuración de justicia y no se pretende despedir a ningún servidor público, concluyó

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario