septiembre 22, 2021

Rescatan a perrita de entre los escombros tras el derrumbe en el cerro del Chiquihuite

Rescatan a perrita de entre los escombros tras el derrumbe en el cerro del Chiquihuite

Tras el desastre ocurrido en las laderas del Cerro del Chiquihuite, en Tlalnepantla, las buenas noticias llegaron en forma de ladrido, luego de que elementos del Ejército Mexicano rescataran a una perrita de entre los escombros.

Como si de un ave fénix se tratara, una canina criolla blanca con motas parduzcas salió en brazos de elementos castrenses tras el derrumbe registrado hace dos días en la segunda sección de la colonia Lázaro Cárdenas, en este municipio mexiquense.

Este día, el Teniente de Zapadores Carlos Cueva García, perteneciente al Equipo de Respuesta Inmediata de Emergencia y Desastres del Ejército Mexicano, acompañado de 10 de sus hombres se disponía a entrar a la zona de riesgo cuando escuchó, entre las rocas, los gemidos perrunos.

De inmediato surgió la alerta, levantaron el brazo derecho con el puño cerrado para indicar silencio y detectaron bajo los escombros, aproximadamente a dos metros de profundidad, a una perrita que temblaba y se quejaba de dolor por las heridas recibidas al caerle encima piedras del deslave registrado el pasado viernes.

“Efectivamente, tuvimos el hallazgo de la perrita; es una perrita, nos llamaron a prepararnos para ingreso, en virtud de que escucharon los quejidos de la perrita, estaba a una distancia aproximada de metro y medio, dos metros”, refirió el Teniente.

La movilización fue inmediata, en medio del silencio de los presentes para poder llegar hasta donde el canino estaba sepultado. Con extremos cuidado el equipo del Ejército Mexicano fue quitando piedra por piedra hasta llegar a donde se encontraba el animalito, aterido de frío, con heridas, dolor y miedo, después de permanecer casi dos días bajo los escombros.

“Hicimos la remoción con muchísimo cuidado, puesto que la zona es muy inestable, entonces con mi cédula, el de la voz y 10 elementos más de la Tropa, hicimos la labor, ingresamos y se pudo sacar a la perrita con vida”, relató.

El Teniente Cueva la tomó en sus brazos, la sacó de la zona de riesgo y se dirigió junto con sus compañeros, hasta una camioneta de Protección Civil, donde la trasladaron al Departamento de Atención a Animales Expuestos y en Custodia del Ayuntamiento local, ubicado en la Parroquia del Sagrado Corazón para su valoración y atención correspondiente.

La dócil perrita se dejaba conducir, se sentía protegida, como agradecida con los humanos por su rescate.

Los aplausos se dejaron escuchar entre los presentes, quienes con exclamaciones de alegría, celebraron el rescate con vida de esta canina, lo que hace renacer las esperanzas e inyecta nuevos bríos a los equipos de rescate para continuar la búsqueda de personas desparecidas tras este siniestro.

“Sí, mucho ánimo poder sacar a la perrita con vida”, puntualizó el Teniente de Zapadores Carlos Cueva García.

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario