julio 14, 2024

Miles de asistentes llegan al Paseo de la Agricultura en Metepec

Miles de asistentes llegan al Paseo de la Agricultura en Metepec

 

Más de 17 mil personas, agricultores y artesanos de Metepec salieron a las calles en yuntas y carros alegóricos como parte de las celebraciones del tradicional Paseo de la Agricultura, en honor a San Isidro Labrador donde más de 90 mil personas llenaron las calles del primer cuadro.

En total, fueron más de 6 kilómetros de recorrido con inicio y término en la avenida Estado de México en su intersección con avenida 5 de mayo; Ignacio Comonfort; Lerdo de Tejada; tramos de Moctezuma y Clouthier; Vicente Guerrero; tramo de Hermenegildo Galeana y 16 de septiembre, cerca de 213 carros y yuntas participaron.

Desde la corta edad de 7 años Vicente Fernández, como campesino y jornalero, comenzó a dibujar y reproducir los retablos que concursan en la Feria de San Isidro, en el municipio del Pueblo Mágico de Metepec, en honor a San Isidro Labrador, patrón de las buenas cosechas y la siembra.

Este hombre a sus 78 años de edad, es uno de los pioneros de esta enorme tradición, que cada año atrae a miles de visitantes en el Paseo de la Agricultura, que protagonizan más de 200 familias que con fervor, alegría y fe mantienen como una de las festividades más antiguas y llenas de color y vida.

Cada uno de los retablos que ha elaborado, son hechos completamente a mano, es el único que con más de 100 especies de semillas, desde frijol hasta pingüica, realiza obras de arte, y retablos

«Esto lo hago porque deberás mucha gente no se pone a pensar el papel de los campesinos, por nosotros comen los ricos, los pobres y desde el presidente y hasta ingenieros, son la base, la raíz de todo» señaló Don Vicente.

Su trabajo lo ha llevado a obtener los primeros lugares en este tradicional Paseo. Don Vicente, la mayor parte de su vida la dedico al campo y algunos años más tarde detectó su habilidad para dibujar y comenzó a realizar cuadros, retratos y otras obras, que aún sin técnica, le daban de comer, ya que el campo cayó en una de sus muchas crisis.

“Pregunté a mis compañeros por qué tomaban esta base y ellos siempre me decían que era una forma de agradecer lo que dios les entregó para vivir, para comer y ver crecer a sus familias (…) Entonces comencé a tomar la idea de reflejar en mis cuadros, en los dibujos todos los problemas a los que se enfrentan los campesinos, porque a pesar de vernos como una clase muy baja, sin protección, somos los responsables de darle de comer a todos» dijo.

Este hombre es el único en este municipio que utiliza esta técnica, ya que las semillas colorean e ilustran cada parte detalle de sus dibujos la mayoría de ellos alusivos a San Isidro Labrador, el santo patrón de los campesinos.

Las dimensiones de los cuadros varían, hay los que miden 2.5 metros de ancho y hasta 2.0 de largo, algunos retablos más grandes, algunas obras de ángeles, arcángeles, o recuadros de un metro o 1.5 metros de altura.

 

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario