junio 19, 2021

Morena se entregó a los vividores y traicionó a sus militantes; ¿Pregunta o certeza?

Morena se entregó a los vividores y traicionó a sus militantes; ¿Pregunta o certeza?

Por Toño García.

En el 2015 Morena enfrentaba su primer elección con el objetivo de convertirse en partido político y así llegar al poder público por medio del voto ciudadano y de manera pacífica lograr un cambio de rumbo político en el manejo del país.

Con cooperaciones económicas voluntarias, convocando a asambleas comunitarias, imprimiendo folletos e información que a la posteridad se convertían en el periódico regeneración, tiempo, dinero y esfuerzo; era el costo que muchos sectores ciudadanos pagaban para organizarse y así lograr un cambio en el país. Todo esto de manera hasta cierto punto “romántica” para salvar a México de la corrupción y así ganar la elección presidencial del 2018.

Uno de los pactos que promovía como parte de la campaña el hoy presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, era sumar a toda persona de buena voluntad que sin importar su pasado político recibiera la oportunidad de pertenecer a Morena y alinearse a los principios del partido; algo que ocurrió con la llegada de diversos actores políticos de todos los partidos, que después del 2018 al hoy 2021 en su ejercicio de gobierno de los que fueron elegidos bajo las siglas del partido demostraron estar lejos y ser ajenos a la llamada cuarta transformación. Por consiguiente lejos de la romántica motivación que movía a fundadores de Morena a construir una herramienta de lucha institucional en favor del pueblo.

Pongamos de ejemplo a la segunda capital más importante del país, Toluca, Estado de México; En animo de entregar cuentas a la ciudadanía ávida de saber el estado que se recibía el municipio gobernado por Morena le pregunto a usted ¿este gobierno municipal transparentó el ejercicio de ingreso, egreso y endeudamiento que recibía el nuevo gobierno en el 2018? ¿Usted percibe algún cambio para bien reflejado en este orden de gobierno?

En días pasados Isaac Montoya delegado de Morena en el Estado de México y el presidente de la junta de coordinación política de la cámara de diputados local, Maurilio Hernández, el mismo ex priista que autorizó una deuda de 8 mil 637 millones de pesos al gobierno estatal para este año, solicitaron «se cumpla el pacto de civilidad y que el gobierno del Estado de garantías» al denunciar violencia, persecución y acoso al sur del estado, asegurando que «hay una diferencia hasta de 12 puntos de ventaja en algunos lugares sobre su más cercano competidor» y aquí surge la pregunta obligada ¿por qué no llama Maurilio Hernández e Isaac Montoya a no usar programas gubernamentales y de estricto orden federal a los candidatos de morena que pretenden reelegirse como es el caso de Juan Rodolfo Sánchez Gómez con el manejo de la pandemia de covid-19?

Isaac Montoya no mencionó los reclamos en el municipio de Naucalpan que le hicieron militantes a él por no fundamentar la reelección de Paty Duran en el municipio, tampoco en su calidad de miembro del comité ejecutivo nacional ha hecho una sola denuncia de los excesos en los que han incurrido alcaldes en el Estado de México como es el caso de Toluca, y menos hablar de los acuerdos con el Dr. Higinio Martínez para imponer candidatos que solo usan al Presidente de la República para lucrar con su nombre desde el GAP; un claro ejemplo Horacio Duarte Olivares, quien en su paso por la secretaria del trabajo “no logro revertir el outsourcing y hoy en las aduanas hasta la fecha sigue entrando piratería barata al país, dicho esto ¿Qué dejó a su paso como presidente de Morena en el Estado de México?

Hoy esta elección del 2021 en el Estado de México es el reflejo vivo de la imposición, de la usurpación de ideales, del camuflaje profesional de los políticos de siempre para usar los ideales de un partido y convertirse en tiranos. 

Personajes como Gerardo Pliego, Mónica Fragoso, y el propio Juan Rodolfo, panistas, Mónica Álvarez Nemer, priista y así sucesivamente en todo el Estado de México, fueron desplazados los ciudadanos constructores de Morena por profesionales vividores del cargo público; gracias a esto son contados los militantes que buscan algún cargo de elección popular y por consiguiente no tiene apoyo el Presidente de la Republica desde las bases de Morena en los diferentes órdenes de gobierno ¿ahora usted comprende por qué esta lucha visceral por las candidaturas en Morena o porque ningún actor político emanado de este partido pone a su consideración sus salarios por ejemplo?

El diputado Maurilio Hernández e Isaac Montoya guardaron silencio cuando el cabildo de Toluca denunciaba en plena sesión al director de bienestar del municipio de Toluca, Eric Coronel, por el uso de programas sociales del municipio para favorecer a personas y así pagar y crear la estructura de un nuevo partido político o lo que hoy se presume «al interior del municipio» como la estructura electoral de Juan Rodolfo.

El pueblo que camino para difundir la necesidad de un cambio político en el país, el ciudadano que invirtió dinero y esfuerzo en cuotas de un peso para mantener y crear al partido ¡no aparece en la boleta! La discrepancia que se ve en todos los estados de la republica al interior de Morena es y se da a este choque de visiones de un país diferente, por un lado los de siempre «vividores del erario público» por otro lado el pueblo que por más que quiere llegar al poder «el sistema» se pone de acuerdo para enterrar toda su aspiración legítima por cambiar las cosas.

La lucha interna que vive el partido Morena en toda la Republica se convierte en denuncias, impugnaciones y desbandadas, la pregunta obligada en el futuro inmediato del partido es ¿Morena se entregó a los vividores y traicionó a sus militantes?

 

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario