octubre 20, 2020

¿El pueblo de México debe perdonar a los expresidentes?

¿El pueblo de México debe perdonar a los expresidentes?

Por Toño García.

En días pasados el vicecoordinador del grupo parlamentario de morena, diputado Pablo Gómez, presento una iniciativa para crear la ley de admistía a expresidentes de la republica que estuvieron en funciones del 1ro. De Diciembre de 1988 al 30 de Noviembre del 2018; Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce De León, Vicente Fox Quezada, Felipe Calderón Enojosa y Enrique Peña Nieto, motivaron a lanzar la siguiente pregunta ¿Esta dispuesto el pueblo de México a perdonar a los expresidentes los delitos en los que pudieron incurrir durante su mandato? Esto en el marco de la consulta que promueve el partido morena para enjuiciar a los expresidentes de la república, argumentando, que es su deber preguntar.

Definitivamente el pueblo sabio y respetable va a contestar ¡no! sin importar que Andrés Manuel López Obrador desde su campaña propuso borrón y cuenta nueva. Gracias a los lujos, excesos, despilfarros y toda aquella extravagancia en la que han sido captados estos personajes, sin importarles la marginación, pobreza e ignorancia que se vive en el país y en la que han mantenido con todo su aparato llamado Estado siempre, en ello dándose el lujo de corporativizar a la sociedad y crear un lumpen proletariado o nacoburguesia para lograr sus fines.

El análisis riguroso para contestar esta pregunta nos lleva a profundizar tres aspectos fundamentales partiendo de la lógica que elegimos el gobierno que tenemos;

En primer lugar a los presidentes incluyendo el actuar de gobernadores y presidentes municipales en turno, pues, para llegar al poder saben perfectamente los compromisos que tienen, con quien los generan y que condiciones van aceptar para gobernar.

Como segunda opción Iglesias, empresarios, medios de comunicación, cacicazgos, todo aquello que llamamos poderes facticos y que tienen un interés económico sobre la nación han contribuido a sostener al presidente en turno, incluso, financiando campañas.

Desde luego, tenemos que considerarnos todos como sociedad, ver la tipo de polis que hemos creado, empezando desde nuestro conocimiento y participación en la política, conscientes de lo que elegimos y ¿por qué los elegimos? Para haber tenido los presidentes que nos han gobernado, que no solo hemos elegido, también tolerado.

Después de esta reflexión en la que consideramos el rol de presidentes, poderes facticos y sociedad, tenemos que entrar de lleno a la relación de su personalidad con sus hechos, muchos de ellos solapados por gobernadores, presidentes municipales, diputados y senadores quienes también son responsables de lo que pasa en la nación, obviamente en este ejercicio de reflexión vamos a tratar de escribir hechos de manera general;

Carlos Salinas De Gortari; privatizo todo lo que pudo de los bienes nacionales y dio origen a institucionalizar (en operación política) el desgraciado cáncer de la democracia llamado fraude, al grado de que en su sexenio murió un candidato presidencial de su partido en plena elección para sucederlo. Sin olvidar que surgió el EZLN que abrió al mundo la existencia de nuestros hermanos indígenas, y formalizo el TLC con América del Norte.

Ernesto Zedillo Ponce de León; a reserva de lo que usted recuerde, creo que es el más gris, lapido al PRI, permitió el avance y descomposición de CFE, PEMEX y diversos sindicatos, fue más evidente la corrupción, surge el primer gobierno de izquierda en un estado, en ese entonces el llamado Distrito Federal.

Vicente Fox Quezada; “un changarro y un bochito para cada ciudadano” fue la mentira del sexenio para sacar de la pobreza al país, víboras, tepocatas, alimañas y el principio de diversas propuestas de reforma constitucionales para desaparecer el sentido social y protector del territorio nacional, fueron el eje de su gobierno. Aquí surgieron medios de comunicación burlándose de la presidencia como nunca, denigrando la figura presidencial de los mexicanos. Aquí surge AMLO mediáticamente con el desafuero y su buen gobierno en la hoy CDMX.

Felipe Calderón Hinojosa; ¡Asesino! ¡Criminal! Fue el grito constante de muchos mexicanos en su llamada guerra contra el narcotráfico, se reforman diversos artículos para entregar la riqueza del suelo nacional a extranjeros en la llamada reforma energética, también se da una estocada mortal a la seguridad social en la reforma laboral donde se formaliza el outsourcing. En mi opinión personal este personaje si debe ir a la cárcel, no solo por ensangrentar al país, actualmente está promoviendo la consideración de “el golpe de Estado” con líderes conservadores y de derecha de países de América latina, promoviendo el intervencionismo, base del imperialismo.

Enrique Peña Nieto; corrupción, impunidad, pobreza, injusticia, fraude, servilismo, él es el clímax de todos los males vividos por esta nación, al grado, que no es casualidad que los poderes facticos hallan elegido a un ignorante en la presidencia de la república.

El momento histórico que estamos viviendo todos nos debe llevar a la pregunta ¿Qué somos, que hemos permitido y en que nos vamos a convertir? La utopía del sentido humano nos llama a perdonarlos, pues quien ha permitido y sostenido estos gobiernos somos nosotros. El odio, la indiferencia y el egoísmo, son debilidades que no permiten un juicio justo y real de la realidad que hemos construido, quizá las nuevas generaciones podrán tener otra visión para no ver el circo de los manipuladores y poder construir una nueva cultura política, mientras, hay que reflexionar con la pregunta  ¿El pueblo de México debe perdonar a los expresidentes?

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario