abril 16, 2021

Eruviel se ha quedado solo, verdaderamente solo.

ALGUIEN LO TENIA QUE DECIR
Por: Nicolás Gochy
Eruviel Ávila Villegas se ha quedado solo, y no sé si solo en materia política, si solo en materia electoral, si se haya quedado solo en materia financiera, pero si sé que la soledad lo ha colocado hoy claramente como un hombre sin amigos, sin nadie que le importe lo que le pase y sin nadie que se preocupe por él.

Y es que al revisar lo publicado por la prensa este viernes, me sorprendió que varios de los medios daban cuenta de algo que lejos de dar orgullo, debería de dar vergüenza, y sobre todo a alguien que quiere tener el tamaño de un estadista y pasar a la historia como un gobernante grande, un gobernante inmenso o por lo menos como un gobernante menos bruto que sus anteriores.
Con bombo y platillo y colocado en el primer lugar de los envíos de los boletines del gobierno mexiquense, se informaba lo siguiente “El gobernador Eruviel Ávila Villegas renovó su credencial para votar y refrendó su respeto estricto a los institutos y tribunales electorales a nivel federal y estatal, así como a las normas electorales para tener un proceso y una jornada ejemplares”.
Vaya, ahora resulta que el ser un ciudadano incumplido, que ser un ciudadano que deja todo para el último momento, el ser un ciudadano que hace sus trámites cuando están cerrando las oficinas es algo que deba dar orgullo.
Este trámite se había anunciado desde hace mucho, los spots del Instituto Nacional Electoral daban cuenta y solicitaban a todos los mexicanos que debieran de hacerlo, que no dejaran el trámite para el último momento. A todos, incluidos los gobernantes.
Porque entonces ya no entendí, mientras el gobierno del estado de México y los 125 ayuntamientos locales gastan miles de millones de pesos en campañas publicitarias para incentivar el pronto pago de contribuciones, ¿cómo es posible que el propio titular del ejecutivo estatal este dando el mensaje de que hay que dejarlo todo para el último momento?.
Entonces, de acuerdo a la lógica Eruvielista yo cometí un grave error al pagar mis impuestos en los primeros días del año, yo y miles de personas más que buscamos hacer las cosas como se deben, como en las escuelas nos enseñan, como la civilidad nos dicta y como los políticos deberían de ponernos el ejemplo.
Ahora resulta, dice Eruviel con su lenguaje no verbal, que el dejar todo para el último momento esta bien, es adecuado, es moralmente bien visto y sobre todo, es políticamente correcto.
Pero ¿por qué dije que Eruviel Ávila Villegas estaba solo? Pues es que después de semejante aberración comunicacional, me queda claro que no tiene asesores, que no tiene jefe de prensa, que no tiene siquiera un amigo que le diga que lo que está haciendo, lo está haciendo mal.
Hoy por hoy es claro que a Eruviel lo han dejado solo, a Eruviel nadie le da un consejo, a Eruviel pareciera que nadie lo quiere, a Eruviel ya no le queda mucho… o cambia o se hunde.

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario