abril 16, 2021

Cuando mientas hay que hacerlo que parezca creíble.

 

ALGUIEN LO TENIA QUE DECIR

Por: Nicolás Gochy

Decía Alexander Pope que el que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera, y esto lo traigo al caso por la reciente postura que ha tomado el gobierno del estado de México en cuanto a la resolución del Instituto Nacional Electoral que señala las irregularidades en la difusión del informe de labores del priista Eruviel Ávila Villegas.

 

Y es que me llama la atención cuando el secretario general de Gobierno José Manzur Quiroga es obligado a  salir a dar la cara a los medios para decir que el gobierno del estado de México nunca contrato los servicios profesionales de las cadenas de radio y televisión para que el mensaje del mandatario mexiquense se conociera en 19 entidades donde no gobierna, no es poder, y difícilmente a alguien le puede interesar lo que el mexiquense no informo.

Y es que de acuerdo a lo que publicó La Jornada, la resolución del INE señala que la dependencia  “resolvió que en 64 estaciones y 4 de radio de 19 estados se transmitieron mensajes de promoción del tercer informe de gobierno donde aparece la imagen o la voz de Eruviel Ávila en los anuncios”.

O sea, al comunicador del gobierno mexiquense, al equipo jurídico, a las decenas de asesores del gobernante no se les ocurrió una salida más digna (y mas creíble) que la de señalar que ellos no habían contratado espacios fuera de las fronteras mexiquenses.

Y entonces cuál es la apuesta de tan sesuda afirmación? Acaso es hacer pensar que si los spots fueron transmitidos fue por dos posibilidades; o que los permisionarios se les barrio y programaron cosas que no estaban pagadas, o que en buenísima onda con Eruviel decidieron apoyarlo cediendo espacios para que todo el mundo se enterara de lo buen gobernante que es.

Lo segundo me parece lo más coherente, pero entonces aquí tendrán que volver a inventar una nueva mentira porque entonces, esto da posibilidad abierta a pensar, (los que mal pensamos siempre) que los concesionarios de radio y televisión de esas 19 entidades estuvieron llevando a cabo actos anticipadísimos de campaña en favor del Ecatepense ahora que pretenda contender para suceder a Peña Nieto.

Pero si les sale la varita mágica de decir que la transmisión delos spots se dio por el mero vinculo de amistad que existe entre los concesionarios y el gobernador, entonces deberán de comenzar a fraguar una nueva mentira para sostener que tipos de negocios les irán floreciendo a los empresarios amigos del mandatario pues los que ya han sido beneficiados lo han sido a manos llenas con contratos que en su vida lograron soñar, ahí está el caso de la empresa constructora favorita de Eruviel Ávila

Porque una cosa es clara, tanto replica Eruviel a su paisano Enrique, que es claro que si Peña tiene una constructora favorita, Ávila tiene también la suya. De tal palo, tal astilla.

 

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario