abril 16, 2021

Lo acaban de nombrar secretario de comunicaciones y ya hay sospechas contra él.

 

“Me sujetaron entre tres personas, y fue precisamente Francisco Elhoim Bringas quien me sumergió en varias ocasiones la cabeza en un tambo con agua mientras me decía que me iba a morir, luego me metió por horas en una cámara de refrigeración de cárnicos y cuando me saco de ahí nuevamente me intento ahogar, después me amenazó con una arma larga, no sé si era una escopeta o un rifle pero me repetía que me iba a morir”.

 

Así narra Alfredo Gómez Díaz González la mala experiencia que tuvo que vivir el pasado 11 de mayo cuando acudió a las instalaciones de la empresa Ribeye a cobrar una deuda de más de 200 mil pesos que tenía con el empresario Francisco Elhoim Bringas por el abasto de carne que después de un año no le había pagado.

Y es que una vez que Alfredo Gómez entendió que no se le pagaría la carne que había surtido, levantó una demanda mercantil para intentar que a través de la justicia se le pudiera reembolsar el dinero por el que había trabajado.

Esto despertó dice, el enojo del dueño de la comercializadora quien lo cito en su empresa para aparentemente hacerle el pago pero al llegar ahí, lo que hizo fue torturarlo y obligarlo a firmar documentos en blanco además de poner en severo riesgo su vida.

Pero el asunto se tornó más violento cuando le dijo “me amenazó diciéndome que no me iba a pagar y que me iba a arrepentir, que su papa era influyente  y que ellos podían manejar la justicia a su antojo”, ahí me entere que el padre de este señor era el director de la Junta de Caminos de la entidad.

Pero ahora que Rubén Bringas Peñaloza ha sido designado como encargado del despacho de  la secretaria de comunicaciones el miedo que tiene el comerciante es que la procuraduría de justicia mexiquense pretenda desaparecer la carpeta de investigación con número 1100/2015 que se radicó por los delitos de lesiones, secuestro e intento de homicidio.

 

Por ello solicito que el gobernador mexiquense Eruviel Ávila ponga atención al asunto para evitar que este tipo de acciones no queden sin castigo “acabamos de salir de un acto de corrupción en la secretaria de comunicaciones y ahora parece ser que habrá un tráfico de influencias en la misma dependencia”.

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario