abril 12, 2021

Mientras no se resuelvan los problemas no se pagará la obra del Verdiguel.

 

Por: Nicolás Gochy

La obra del colector de alivio de la bóveda del Rio Verdiguel no ha sido oficialmente entregada por la constructora y tampoco se le ha recibido de parte del municipio pues derivado de los problemas que se han presentado, la obra no se ha liquidado a la empresa y se han iniciado auditorias de la misma para saber qué fue lo que falló.

 

A pesar de que la idea popular era que la obra ya hacia sido entregada por la ex alcaldesa toluqueña Martha Hilda González Calderón, la realidad es que la obra no ha sido entregada ni recibida e incluso solo se ha pagado el 50 por ciento de los más de 70 millones de pesos que costo.

Pero luego de que la obra ha presentado severos problemas como los más recientes hundimientos, el propio órgano superior de fiscalización del estado de México ha iniciado dos auditorías al respecto y en breve se estará arrancando una tercera auditoria de parte de la federación para determinar si las acciones, los costos y las obras fueron desarrollados de manera adecuada.

Rodolfo Martínez Muñoz actual director del organismo de agua y saneamiento de la capital mexiquense confirmó además que las reparaciones que han sido necesarias hacer en todo el tramo de la obra no tendrán costo para el gobierno local y por ende a los toluqueños, sino que todo eso se ha cargado a la cuenta de la empresa y será descontado de lo que se adeuda.

La obra, dijo el director era necesaria, así lo marcaban los estudios que desde hace 15 años se habían presentado por parte de la Comisión Nacional del Agua y la propia Comisión de Aguas del Estado de México pero fue hasta la actual administración  que se consiguieron los recursos para llevarla a cabo.

Esto ha permitido restarle presión  a la antigua bóveda del rio Verdiguel que con más de 100 años ha presentado fallas estructurales que no habían podido ser atendidas  por el constante flujo de agua.

Pero los problemas que se han presentado en torno a los hundimientos no han afectado la obra, el problema se ha presentado por un problema de compactación de los suelos los cuales debieron de haber sido tratados de manera diferente.

“La obra del colector está bien realizada, los estudios que hemos hecho así lo indican, los materiales que se usaron cumplieron con todas las normas oficiales mexicanas para estos procesos constructivos e incluso, el material que se llevó a cabo para el relleno cumplió con las normas que se tienen”.

Sin embargo lo que parece que ha fallado hasta el momento fue la previsión de las condiciones del subsuelo pues no se tomó en cuenta que esta es la parte más baja del cauce por lo que la mecánica de suelos actúa de manera diferente a todo el resto del afluente.

“Estructuralmente el colector está construido con tubo de 2.44 metros, pesa cada tubo 14 toneladas, todos estos tubos tiene que cumplir con las normas de calidad de que marca la Norma Oficial Mexicana, y las resistencias y los materiales exceden por mucho las características de la antigua bóveda,”

“Su servidor, cuando llego aquí detecte que en algunas partes se está asentando y le solicitamos a la Facultad de Ingeniera que nos hiciera los estudios de mecánica de suelos para poder revisar el nivel de compactación y efectivamente en algunos puntos por la misma condición del suelo que hay un manto freático alto generó algunos problemas”.

Martínez Muños indicó que se está trabajando para corregir las compactaciones que se requieren y que de esta manera se pueda tener certeza de que los hundimientos ya no se estarán presentando en ninguno de los más de mil 710 metros que componen la obra.

Hasta el momento, el cuerpo de especialistas que está revisando las condiciones de la obra lo integran tres doctores en hidráulica, un maestro en estructuras y un ingeniero con doctorado en mecánica de suelos, antes, la empresa no reporto que se tuvieran especialistas de tan alto rango.

Cuestionado sobre las sanciones que pudiera alcanzar el anterior director de agua y saneamiento Juan Mario Domínguez Alonso, el especialista pero también político, indicó que el no llego a ponerle el dedo a nadie pero tampoco a encubrir ninguna mala actuación por lo que reitero que serán las auditorias que están en proceso y la que en breve iniciara la que determinará si existió algún mal manejo de parte del ex funcionario.

Cabe recordar que fue durante la gestión de Domínguez Alonso que la obra se estuvo desarrollando y era el momento correcto para que las supervisiones pudieran arrojar estas irregularidades que hoy son corregidas por la actual dirección.

 

Más aun, la propia Martha Hilda solicito a la empresa de Rodolfo Martínez que hiciera una revisión adicional, lo que arrojo que el funcionario renunciara al cargo luego de que se comenzaron a detectar problemas en la obra que él había autorizado.

         

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Publicaciones relacionadas

Haga un comentario